¿ Como es el trabajo osteopático de las cadenas miofasciales?

¿Has oído hablar alguna vez de las cadenas miofasciales ?

Estas son seis en concreto y representan al sistema fascial por tipografía y función. Las hay profundas, las de inspiración y expiración, y superficiales, las de apertura, cierre, flexión y extensión.

Vienen influidas principalmente por un sistema organizado corporal de tensiones recíprocas y por 8 puntos de anclaje situados en cabeza, torax, pelvis y pies.

Estos son el occipital y el temporal en la cabeza, el estenón y la articulación acromio-clavicular en el torax, el sacro y el iliaco en la pelvis y el calcaneo y el escafoides-cuboides en el pie.

¿Como trabajar sobre estos puntos?
Uno de las técnicas más eficaces dentro de la liberación miofascial es el trabajo sobre los rebordes oseos o raices tendinosas. La gran inervación de estas zonas va a hacer más eficaz nuestra acción y la respuesta sobre el músculo va a ser directa.

Cada cadena tiene una función específica y se apoyan en estos puntos de anclaje. El trabajo con estas nos permite mejorar la postura corporal general trabajando en cada uno de estos puntos de apoyo. En cada cadena se incide en unos puntos específicos y en una tipología de trabajo de fascias diferente.

Los resultados del trabajo con estas son efectivos y permiten solventar problemas de largo recorrido.