Deja de esforzarte por controlar la vida y entrégate a su inteligencia.

Sentir la vida en plenitud. Los momentos más álgidos y los menos. Los de mayor claridad y los de mayor ofuscación. Los de pausa y actividad. Comprender que tras los cambios hay algo que permanece y perdura: algo que es la potencia de todo. Reconocer ese algo, el lugar donde reside, y poder regresar a él en cualquier momento.
Hay muchos caminos para lograr esa comprensión. Biodanza traza uno de ellos. Lo hace a través de la vivencia, del movimiento, de la música y del grupo.
BioDanza es un sistema de desarrollo humano cuyo fin primero es reactivar la potencia de la vida en las personas. Esto, dicho de forma más concreta, se resume en aumentar ganas de vivir, de desarrollarnos y de entregarnos al misterio de la existencia.
Sentir más, estar más en contacto con la propia verdad y con lo esencial de la vida. Que podamos disfrutar de una vida con más calidad y entrega. Que lleguemos a sentir que la vida merece ser vivida plenamente. El camino para llegar a esto es siempre en relación y el vínculo, pues es el mecanismo de la vida para seguir generando más vida.
Comenzamos el 26 de septiembre. Si quieres participar en el grupo semanal pero no conoces la actividad o quieres conocer el grupo, es e momento ideal para venir a probar.
Vanessa Ravira
Profesora de Biodanza