Invierno…la asignatura pendiente

Día a día, nuestra salud se mantiene en equilibrio  constante entre la muerte y la proliferación celular. Los dos movimientos son necesarios, como lo es en el macroorganismo en el que vivimos, la ciclicidad de las estaciones.  La naturaleza se toma su tiempo para madurar, dejar morir, soltar…  Para que exista la creación es necesario el vacío y así es en la danza de la Vida – Muerte –Vida en la que el invierno nos invita al descanso, al descenso y a ir hacia adentro.

En esta naturaleza nuestra de constante transformación ahora toca y es necesaria la parada, el vacío y el silencio. Una estupenda inversión en salud para el año será una buena hibernación: vivir la introversión, la lentitud, permitirse la inactividad… así atesoraremos nuestra fuerza vital en los riñones que  agradecerán también  la protección del frío.

Una persona sabia en el pensamiento tradicional chino, es la que vive conforme a los ritmos y ciclos de la naturaleza, humildad que conlleva no ejercer poder sobre los fenómenos naturales y  aceptar simplemente el billete de transporte por el  gran viaje sobre la tierra.

En nuestra cultura, sin embargo,  en esta época del año debemos estar activos  y ser igualmente productivos,  sacrificamos la salud por cuestiones estéticas, descuidamos la alimentación porque el protocolo de las fiestas lo requiere… Por eso digo que el invierno es una asignatura pendiente y esto está estrechamente relacionado con la enfermedad de nuestra sociedad y la necesidad de  restaurar  valores que se quedan escondidos en esas cuevas que no visitamos en invierno…

Nos deseo que en 2019 la sabiduría nos visite un poquito cada día.

¡Feliz hibernación para un Feliz Año!

Carmen Porras, Artes-Sanas en Movimiento

Resultado de imagen de sofa y mantita